“Hay que escuchar a la gente, sus ideas son las que deben quedar plasmadas en la nueva Constitución”

Entrevista a Alex Adasme, asesor legal-sindical y candidato a constituyente Distrito 2

La carrera por ocupar un escaño dentro de los 155 designados para formar parte de la convención constitucional, partió desde el mismo día del histórico plebiscito nacional celebrado el pasado 26 de octubre de 2020 con el avasallador triunfo del “Apruebo” por una nueva Constitución y el mecanismo de la Convención constitucional para redactarla.

Por esto, casi quince millones de votantes habilitados, según el padrón electoral publicado por el Servicio Electoral, SERVEL, estarán el próximo 11 de abril participando en uno de los procesos eleccionarios más numeroso en la historia democrática de nuestro país, donde se elegirán a Gobernadores Regionales, Alcaldes, Concejales y Convencionales Constituyentes.

No cabe duda, que estos últimos han concentrado gran parte de la atención de la ciudadanía, ya que esta asamblea, además de significar un hecho inédito en nuestra vida republicana, ha generado gran interés porque sea popular y representativa del sentir, mas allá de la ciudadanía, del pueblo chileno.

Es así como, ya podemos ver en distintos medios de comunicación y redes sociales, a muchos candidatos y candidatas a consituyente que han empezado a realizar sus campañas electorales a lo largo de nuestro país.

Por esta razón, el Área de Comunicaciones del Sindicato Collahuasi conversó con Alex Adasme Cadiz, Abogado Laboral quien presta servicios a esta organización a través de su estudio jurídico y que en esta oportunidad afronta el desafío de postular como candidadto a constituyente del distrito 2, que abarca todas las comunas de la región de Tarapacá.

Como habitante de la ciudad de Iquique desde hace 15 años, dice conocer a su gente, sus intereses y necesidades, por lo que cree contribuir con real conocimiento al desarrollo y prosperidad de la región y del país, a través de la participación ciudadana que otorga este proceso constituyente.

¿Cómo nace la idea de postular a un cupo como constituyente y ser de alguna forma, un posible protagonista en este proceso histórico?

A raíz de lo sucedido en octubre de 2019, parte de la dirigencia del Sindicato Collahuasi como una necesidad de hacer algo para visualizar la problemática de las y los trabajadores mineros y en ese sentido una vez que se llamó al plebiscito, era nuestra intención buscar a alguien del mundo minero para que pudiera ser constituyente. Las personas que más experiencia tenían eran los dirigentes sindicales, pero si ellos se postulaban, existía la problemática de que podían perder el fuero y preferían trabajar desde la trinchera del dirigente y no directamente con los constituyentes.

De esta forma, Felipe Román, presidente del sindicato y todo el directorio, me propusieron este desafío y yo acepté la postulación con el compromiso de representar al sector desde la perspectiva de las y los trabajadores de la gran minería y del fenómeno económico y social que solo sucede aquí en el norte y que es ajeno para el resto del país.

¿Cómo es su relación con el mundo sindical?

Trabajo para el Sindicato Collahuasi a través del estudio jurídico del cual formo parte, desde el año 2015, es decir, desde que se conformó la directiva actual, asesorándolos en variados temas, desde aspectos laborales, derecho de familia y todo lo relacionado dentro del ámbito del derecho civil. Debido a que la relación laboral ha sido bastante satisfactoria para ambas partes, esto dio pie para que se nos abrieran las puertas para asesorar también al Sindicato de Trabajadores de Quebrada Blanca.

De esta forma, hemos tenido una clase de especialización con los sindicatos, apoyándolos no solo en temas jurídicos, sino que también en temas administrativos sobre todo a Quebrada Blanca donde sus dirigentes son más nuevos y por ende con menos experiencia.

En aspectos relacionados a la candidatura, sabemos que va como independiente, pero ¿Apoyado por algún conglomerado?

 Yo represento al distrito 2 que corresponde a todas las comunas de la región de Tarapacá. La verdad es que las posibilidades de tener éxito en una elección pasan por ser parte de una lista, porque el sistema así lo exige para mantener la representatividad de todos los conglomerados que participan como lista. Por esto, es que el hecho de ir como independiente resta posibilidades, entonces se logró a través del partido ciudadano, que gentilmente cedieron el cupo para la región ya que no había un candidato por la zona. En resumen, soy independiente, por la lista del Apruebo del Partido Ciudadano de centro izquierda.

¿Qué nos podría decir de lo que puede hacer el cambio constitucional respecto a la relación de la actividad minera con las comunidades?

 Nosotros estamos comprometidos con la región y como el motor más importante de esta es la minería, particularmente con la ciudad de Iquique, donde se da un fenómeno en el que un gran porcentaje, al menos trabajador@s del Sindicato Collahuasi, no viven en esta ciudad, viven en otras regiones y la razón es porque es una ciudad muy cara para vivir. El trabajad@r minero tiene un ingreso que es bastante más que el común de las personas, eso lo sabemos, pero es necesario generar las condiciones en Iquique para que esa gente que vive afuera, pueda vivir acá y que para que el que no es minero también sea tenga las mismas condiciones y calidad de vida. Para eso hay que ser un poco egoísta, mirar dentro de la región y lograr que haya una cierta independencia de las comunas que generen sus propios ingresos. La idea es que esta ciudad sea una fuente de oportunidades para tod@s para cualquier persona independiente de la actividad que tengan.

¿Entonces podría decirnos cuál sería la bandera de lucha de su candidatura?

 La bandera de lucha de toda la gente que va como constituyente y que de alguna forma representa a la izquierda de Chile, es terminar con la desigualdad que el modelo económico impulsado por la Constitución genera en la gente, eso es lo principal. Lograr una Constitución en que las oportunidades sean para todas las personas. Este debiera ser el motor de lucha de todos los constituyentes.

Este modelo económico que se impuso en Chile, que se mueve por el capital y que nosotros somos esclavos de este mercado, en el que los dueños del poder económico deciden todo, incluso en temas de protección, es lo que hay que cambiar, no puede ser que la seguridad de las y los trabajadores dependa de la capacidad económica que tenga el empleador, hay que dejar de hacer esas diferencias en torno a lo económico.

Como profesional del campo de las leyes, ¿Qué le parece esta instancia de participación ciudadana? 

Cuando uno estudia derecho va aprendiendo que la construcción del derecho, como los pueblos se van organizando o se van dotando de lo que se puede o no hacer, es de acuerdo con su idiosincrasia, a la forma de vida, a las costumbres. La Constitución, que es la norma básica o primordial, debiera nacer de ahí, por eso este proceso es tan nuevo para nosotros. Con una diversidad de gente, abogados, médicos, ingenieros, profesores, etc., eso es lo bueno, cada uno con sus necesidades, con sus problemas y así tiene que ser la Constitución, no como la del 80’, que se hizo entre cuatro paredes y que no recogió nada de lo que nosotros pensábamos y a partir de eso empezamos a normalizar cosas que antes no eran así.

¿Cree Ud. que una verdadera Ley de Royalty es necesaria para inyectar recursos a las regiones mineras?

Si nosotros queremos dotar de cierta autonomía a la región, parte de eso es descentralizar los tributos y el royalty que debiera incluir partidas que fueran determinantes y que vayan directamente a la región. Sabemos que el cobre es el sueldo de Chile y está bien, pero a través de sus utilidades asignar más recursos para el desarrollo de la región. Tenemos un negocio gigante como la minería, que genera tanto empleo, recursos y esos no quedan en la zona, las mismas personas que viven en la región y que trabajan en los yacimientos mineros tampoco disfrutan de esas grandes cantidades de dinero que se extraen.

Hay un par de cosas que considerar, con todo el dinero que producen las mineras debiese ser una obligación que las compañías solo operaran con energías limpias para la extracción y producción del mineral. Un ejemplo: el agua, debiera obtenerse a través de plantas desalinizadoras.

Lo otro, que a ese mineral empecemos a ponerle valor agregado. Ya basta de mandar el concentrado de cobre para afuera, que no nos pase con el litio, empecemos a hacer baterías, démosle un valor agregado.

En ese sentido ¿Cómo ve el tema de la industrialización?

Tenemos un Estado subsidiario que es el que ideó la Constitución del 80’, entonces el Estado no se mete, el criterio es: si están los particulares ahí para que me voy a meter. Se involucra solo cuando el particular no quiere o no puede y eso es dejar a las personas a la ley del mercado y esto es como la naturaleza, como si viviéramos en el Serengueti, que siempre el más grande se va a comer al más chico y aquí necesitamos al estado para proteger al más débil.

¿Siente que cuenta con el respaldo de los iquiqueños?

Yo no soy político, creo que alguna vez fui presidente de curso del colegio (ríe), pero cuento con el apoyo de mi familia, colegas, amigos, compañeros de la Universidad, pobladores y por supuesto del sindicato. Yo creo que esto de la Constitución, es una tarea de todos y todas, por eso sean bienvenid@s a participar y a dar ideas. Además, agradezco a Felipe Román por la confianza y así poder enfrentar este desafío.

Voy con esta gran idea de que las ciudades crezcan con los recursos de la minería y que esta se preocupe del medio ambiente, que sea sustentable, lograr que los tributos queden en la región y una tarea pendiente, es lograr que las negociaciones colectivas sean por sector, ramal, es decir sean para todos, porque esa es una manera de empoderar al minero más chico frente al empleador.

Hay que escuchar más a la gente, que es la que tiene que ser representada y sus ideas son las que tienen que estar plasmadas en la Constitución, su sentir, como sienten a este país, como quieren Chile.

Área de Comunicaciones 

Sindicato de Trabajadores Collahuasi